La Mejor Manera de Dar (y Recibir) Retroalimentación

Febrero 08, 2018

Los seres humanos somos complicados. Nos gusta pensar y decir el como los demás deben de cambiar, pero al mismo tiempo con mucha facilidad bloqueamos la retroalimentación que nos dan nuestros compañeros.

Después de muchos años de participar en procesos de retroalimentación dentro de las organizaciones, estamos convencidos que el problema comienza con la forma en la que se da esta retroalimentación.

En este artículo veremos como mejorar estos procesos y fomentar una constante retroalimentación positiva y proactiva.

Primero que nada, ¿qué es retroalimentación?

La palabra originalmente es aplicada en el campo de la Ingeniería, en donde significa: "Mecanismo por el cual una cierta proporción de la salida de un sistema se redirige a la entrada, con objetivo de controlar su comportamiento."

Visto en el contexto de relaciones humanas, se podría definir como el: "Mecanismo por el cual una persona recibe información por parte de otra persona acerca de su desempeño personal o profesional, con objetivo de fomentar su desarrollo."

En palabras más simples, la retroalimentación es el brindarle a otra persona información que le ayude a mejorar.

¡No sabemos dar retroalimentación!

Saber que significa el dar retroalimentación no basta, si queremos que la persona que la recibe acepte nuestros comentarios y actúe sobre ellos, necesitamos saber como darla.

Y naturalmente, la mayoría de las veces lo hacemos de manera equivocada.

Considera los siguientes puntos al momento de dar retroalimentación:

  • 1. Se positivo.
  • Siempre es difícil escuchar de los demás en que áreas podemos mejorar. Pero es mucho más difícil escuchar sobre nuestros defectos.
  • Al dar retroalimentación debemos de transmitir una actitud positiva, en donde no nos enfocamos en que hace mal la persona, si no en que puede mejorar. En realidad es lo mismo, pero en el fondo cambia drásticamente el resultado.
  • Así que en lugar de decir "No sabes escuchar a las personas cuando se presentan situaciones de presión", podemos decir "Podrías ser más atento a los comentarios de los demás cuando se presentan situaciones de presión".
  • 2. Da información precisa.
  • Continuando con el último ejemplo, decir tan solo "Escucha más." muestra poco interés y dedicación de nuestra parte.
  • Este tipo de retroalimentaciones causan que la persona que la recibe la descarte o le reste importancia.
  • Sin llegar a extremos de mucha información, es importante siempre ser precisos en nuestros comentarios.
  • 3. No lo hagas solo una vez, da seguimiento.
  • Nadie logra desarrollar un área de oportunidad en un día o en una semana. Probablemente tampoco en un mes. Por esto es necesario que seamos constantes en nuestra retroalimentación.
  • Esto no significa que todos los días tengamos que decirle a nuestro compañero que puede mejorar, pero si aprendemos a hacerlo de una manera honesta y elegante, si podemos hacer varias veces al mes.
  • Cuando veamos que nuestro compañero ha hecho una acción positiva sobre alguna retroalimentación que dimos anteriormente, podemos dar un pequeño comentario.
  • Continuando con el ejemplo anterior, podríamos decir "Manejaste de manera excelente la junta, fue notorio que tomaste en cuenta los comentarios de todos los participantes".
  • 4. Acepta si te equivocas.
  • Llegará el momento en el que des una retroalimentación injusta o equivocada, no somos perfectos.
  • Y si cumples generalmente con los tres puntos anteriores, tan solo basta reconocer el error y seguir adelante. El saber reconocer los errores es una cualidad que los demás aprecian.
  • Si algún día das una retroalimentación que después consideras equivocada, basta con decir "Lo siento, los comentarios que te di la última ocasión están fuera de lugar y los podría haber transmitido de una mejor manera". Dependiendo de que tan equivocada haya sido la retroalimentación, en la gran mayoría de los casos no hay necesidad de ser más extensos.
  • ¡No sabemos recibir retroalimentación!

    El proceso de retroalimentación esta conformado por dos partes: el que transmite la retroalimentación y el que la recibe.

    en el apartado anterior vimos la importancia de saber dar la retroalimentación, en este paso veremos como recibirla de una manera correcta.

    Considera los siguientes puntos al momento de recibir retroalimentación:

  • 1. No la tomes de manera personal.
  • La retroalimentación no pretende poner en descubierto tus defectos o debilidades, más bien, busca orientarte a la mejor manera de continuar tu desarrollo.
  • Ve esta información como un reto para continuar alcanzando tus metas y no como una crítica a tu persona.
  • 2. Es normal encontrar sorpresas.
  • Es natural encontrar cierta retroalimentación que no esperábamos, ya sea sobre una fortaleza o área de oportunidad. Aprovecha esta oportunidad para conocerte mejor y saber como te perciben los demás.
  • 3. Agradece los comentarios.
  • Cuando recibas alguna retroalimentación, agradece a la persona y pídele que siga haciéndote notar donde puedes mejorar.
  • Esto ayudará a que los demás sientan apertura de tu parte, y entre mayor sea su retroalimentación hacia ti, más material tendrás para seguir superándote.
  • ¿Cómo fomento la retroalimentación en mi empresa?

    No existe una receta única para fomentar la retroalimentación en una empresa, pero varios de los siguientes pasos pueden ser de gran ayuda en comenzar un proceso pro-activo y positivo de dar retroalimentación dentro de tu empresa.

  • 1. Utiliza la tecnología.
  • Muchas veces el valor o el tiempo que toma dar una retroalimentación cara-a-cara es la primera barrera para que suceda.
  • Al utilizar una plataforma puedes facilitar este proceso, y asegurar que sea más constante.
  • 2. El cambio comienza en ti.
  • Si eres el Dueño o Director dentro de la empresa, el primer responsable en crear un ambiente pro-activo y positivo eres tu. De la misma manera, la retroalimentación que tu brindes a los demás tendrá una gran importancia y relevancia dentro de la organización.
  • Asegura seguir las recomendaciones dadas anteriormente y podrás ver los grandes beneficios que brindarán a tu empresa.
  • 3. Se constante.
  • Roma no se construyo en un día. No pretendas que la organización aprenda a dar la mejor retroalimentación en la primera ocasión.
  • Se constante y da continua capacitación para que con el tiempo esta se vaya enriqueciendo por si sola.
  • Suscríbete a nuestro Blog

    Enviamos un correo cada 14 días.

    logo4 logo2 logo3 logo5 logo6 logo1