Integratec
¿Cómo dar una buena retroalimentación tras una encuesta 360?
Alejandro González
LinkedIn
Diciembre 12, 2023

¿Cómo dar una buena retroalimentación tras una encuesta 360?

Es un error pensar que tras la aplicación de una encuesta 360 debemos limitarnos a entregar los resultados a los respectivos evaluados y rezar porque estos los lean cuidadosamente, hagan un ejercicio de introspección y vuelvan al otro día siendo mejores versiones de ellos mismos, corrigiendo esas áreas de oportunidad y mejorando esas fortalezas. Pero no, así no pasa y así no debe ser.

La implementación de una encuesta 360 o sus variantes puede generar incertidumbre, temor, desconfianza e, inclusive, una disminución en la moral siempre y cuando estas no se hagan con una previa campaña de difusión explicando su finalidad, el cómo deben tomarla y sin una correcta retroalimentación una vez aplicada.

Por el contrario, cuando una encuesta 360 se complementa con dicha campaña de comunicación, hay transparencia antes, durante y después de su aplicación y sobre todo va acompañada con una estrategia de mejora organizacional y una retroalimentación adecuada entonces es una poderosa herramienta.

Puede ser un punto de inflexión en el camino hacia tener la organización que siempre quisimos de nuestra empresa. Y no exagero.

Son variados los casos que he encontrado en dónde las empresas que aplican una encuesta 360 por primera vez pero que lo hicieron de una manera correcta, apoyándose de alguien interno o externo con experiencia, han experimentado cambios en la predisposición de su personal a mejorar y así esto se capitaliza nos dirigiremos hacia la excelencia.

Pero, si me preguntan a mí qué es lo que más impacta en la aplicación de una encuesta 360 me atrevería a decir que no es en sí mismo la encuesta, sino la retroalimentación que se obtiene de esta, y no a nivel organizacional solamente sino a nivel individual. Me explico.

Aplicar una encuesta 360 tiene efectos previos cuando se planea y se hace campaña pues al momento de que los colaboradores escuchan de ella comienzan a hacer un ejercicio de introspección e inclusive comienzan a corregir algunos comportamientos ante la inminente aplicación.

Durante el proceso de aplicación el mero hecho de contestar el cuestionario hace que el colaborador racionalice algunos aspectos en el sistema organizacional en el que muchas veces ya actúan por inercia, instinto o por cuestiones emocionales.

Ojo, ante la aplicación de una encuesta 360 hay que poner atención en quienes por alguna razón personal o hasta profesional pueden estar sesgados por una emoción muy expuesta o algún asunto personal sin resolver y ayudar a resolverlo.

Una vez aplicada la encuesta es normal que haya una expectación sobre los resultados obtenidos y es importante informar sobre las fechas en las que se van a dar a conocer. Hay empresas que no difunden los resultados individuales y solo aquellos organizacionales.

Y no está mal siempre y cuando se garantice el anonimato y la confidencialidad, pero también he de decir que esta opción es muy limitante y deja de lado una gran oportunidad, la retroalimentación individual.

Las empresas que, por otro lado, tras la aplicación de un cuestionario 360 optan por entregar a cada participante sus resultados individuales están ante la oportunidad de generar un cambio para bien en su empresa.

Pero, ojo, hay que saber hacerlo si no queremos que nos salga el tiro por la culata y para ello antes de entregar dichos resultados y dar retroalimentación hay que tomar en cuenta lo siguiente:

Suscríbete

Enviamos un correo cada 14 días.

Correo