Integratec
¿Cómo contratar personal sobrecalificado y no morir en el intento?
Alejandro González
LinkedIn
Octubre 24, 2023

¿Cómo contratar personal sobrecalificado y no morir en el intento?

En el mundo laboral lo ideal es siempre tener a alguien que sobrepase nuestras expectativas o al menos que cumpla con ellas en cuanto al trabajo que se le asigna.

Es por ello que las empresas se esfuerzan por reclutar al mejor personal posible para cubrir sus vacantes, e invierten en procesos y personal especializado en la atracción del talento que garantice ese objetivo. No obstante, es común encontrarnos en las solicitudes de empleo a la hora de publicar una vacante personas que en un primer vistazo sobrepasan el perfil que requerimos para un puesto y esto nos puede generar dos sentimientos: Emoción o desconfianza, a veces los dos.

Emoción porque pues en términos ideales queremos a alguien que no batalle con las tareas que le vamos a encomendar, cuya curva de aprendizaje sea casi nula y pueda generarnos un retorno de inversión casi inmediato, además de estar exentos de riesgos, errores o accidentes. Es bonito pensar que alguien nuevo desde el primer día va a desempeñarse como un colaborador sobresaliente que lleva años en nuestra empresa.

Por otro lado, nos genera desconfianza, pues al ver dicho curriculum y ver que la persona dice poseer competencias, conocimientos y hasta una experiencia mayor que ya que pedimos en nuestra vacante no surge la gran pregunta ¿Por qué? ¿A caso nos está mintiendo? lo cual puede ser probable, pero supongamos que nuestro reclutador hizo bien su trabajo y se aseguró que el candidato no está mintiendo ¿Entonces? A caso ¿Nadie lo quiere contratar? ¿habrá cometido algún error en su trabajo anterior? Nos hacemos un sinfín de preguntas pensando en por qué esta persona está pidiendo un puesto menor para el que está capacitado.

La verdad es que hay un sinfín de razones legitimas: La persona está haciendo un cambio en su sector, ha invertido más en aprender que en ascender de puesto, probablemente venga de un sector menos remunerado, o busca entrar en una gran empresa después de hacer carrera en una mediana empresa, o por alguna crisis económica se ve en la necesidad de aplicar a nuestra vacante, etc.

También existe el miedo a que seamos nosotros como empresa quienes no podamos cumplir con la satisfacción de sus necesidades, que dure poco en lo que encuentra algo mejor, o que todo el tiempo esté inconforme. Pero bueno eso también le puede pasar a alguien con poca experiencia.

Antes de contratar si es importante asegurarse de algunas cosas que pueden ahorrar tiempo y dinero a ambas partes: La primera es asegurar un tiempo de permanencia mínimo por parte del colaborador si es que nuestra vacante requiere de una gran curva de aprendizaje, debemos estar seguros de las razones por las cuales nuestro colaborador busca trabajar con nosotros y desde el principio desmentir falsas expectativas. Sobre todo, encontrar si las motivaciones son legítimas.

No obstante, imaginando que ya lo investigamos, comprobamos su experiencia y en la entrevista se desempeñó de forma sobresaliente mostrando congruencia entre lo que dice y hace y ante esto deseamos darle la oportunidad y aprovechar esos conocimientos, experiencia y potencial hay que considerar algunas cosas para no morir en el intento.

Trabajar con personas sobrecalificadas para un puesto específico representa más obstáculos relacionales que productivos y estos casos son más frecuentes en las personas mayores que tocan a nuestras puertas buscando trabajar.

Démosles una oportunidad, valoremos esa experiencia, no dejemos que el “edadismo” nos prive de talento muy capacitado. También procuremos un buen ambiente laboral, pues a estas alturas si el salario no hace honor a las capacidades de nuestro personal que sea el salario emocional el que entre al quite, pues al final esto siempre pasa aun con los colaboradores de menor experiencia.

Suscríbete

Enviamos un correo cada 14 días.

Correo