Integratec
Productividad: Cuestión de tiempo
Alejandro González
LinkedIn
Marzo 26, 2024

Productividad: Cuestión de tiempo

Productividad es un concepto que puede llegar a ser confuso si no se consideran las perspectivas desde las cuales se estudia. No es lo mismo productividad en términos macroeconómicos que productividad en términos ya operativos, es decir en el día a día de nuestra empresa.

Según el INEGI la productividad laboral es una relación entre el producto interno Bruto (PIB) y las horas trabajadas. Es decir, cuanto se produce en determinadas horas. Este cálculo lo expresa a través del Índice Global de Productividad Laboral de la Economía (IGPLE) que mide la productividad laboral de todas las unidades productivas del país y para ello se calculó con base en dos métodos:

No obstante, esta forma de medir la productividad no siempre toma en cuenta las diferencias entre las empresas o los sectores económicos, aunque para algunos ofrece una cifra. Y para quienes están más familiarizados con la operación de una fábrica que con la teoría económica coincidirán en que operativamente no es tan simple.

Pero antes de desglosar el tema en términos operativos vale la pena explorar algunas tendencias para dejar en claro que no siempre la productividad es el resultado proporcional del tiempo trabajado.

Esto significa que más tiempo no significa más productividad, contrario a lo que muchos piensan a la hora de gestionar personal Pues hay países dónde se trabaja menos tiempo y se es más productivo.

Los países con mayor productividad laboral en 2022 fueron Irlanda, Noruega y Luxemburgo. (Fuente: OCDE). Noruega con un promedio general de 34,1 horas por semana (2022) y con una jornada laboral máxima legal de 40 horas por semana; Y Luxemburgo con un promedio de productividad general de 38,3 horas por semana (2022) y una jornada laboral máxima legal: 40 horas por semana.

Mientras tanto México se encuentra en el lugar 37 de 38 de los países de la OCDE en términos de productividad (Fuente: OCDE, 2023) con un promedio de horas trabajadas por persona de 43 horas a la semana y una jornada máxima de 48 horas a la semana (Fuente: IMCO, 2023).

Esto significa que otros países con menos horas trabajadas logran producir más que México. Ok, hay que admitir que los países con los que estamos haciendo dicha comparación son países muy desarrollados y de poblaciones considerablemente menores a las de México. Sin embargo, en la OCDE hay países con características demográficas similares y que están en mejores condiciones. Pero también hay que preguntarnos si el éxito de esos países es producto de su alta productividad o la alta productividad es una consecuencia de su éxito. Yo me inclino por la primera opción.

Factores que inciden en la productividad

Con lo anterior podemos empezar a cuestionarnos si la productividad tiene como única variable el tiempo o sí hay otros factores que contribuyen en ella y es que las hay. Por ello en este artículo exploraremos un poco que factores si contribuyen en la productividad, pues al final si aumentamos el tiempo y no lo que se produce en él, terminaremos dividendo dicho tiempo en el total producido y probablemente obtengamos el mismo resultado. Aunque en términos brutos haya más producción.

Pero si queremos aumentar lo producido sin pasar por encima de los derechos laborales y el bienestar de las personas aumentándoles el tiempo en que trabajan debemos considerar factores que si inciden en cuanto se produce en el mismo tiempo:

Al final, en este artículo se busca, sobre todo, poder hacer conciencia de los distintos factores que influyen en la productividad en términos generales. Pero sobre todo dejar de verla como un indicador dual que está compuesto por trabajo y tiempo.

No, no es así, y aunque se mida con base en estos indicadores al final debemos recordar que para mejorar nuestra productividad siempre es buscar la forma de hacer más con menos; con menos recursos y menos tiempo, sin que esto demerite el bienestar de nuestros colaboradores.

Ya más adelante hablaremos sobre algunas líneas de acción que podemos emprender para poder mejorar nuestros indicadores de productividad. Pero podemos comenzar con reflexionar y empezara medirla, algo que no todas las empresas hacen.

Suscríbete

Enviamos un correo cada 14 días.

Correo