Integratec
Responsabilidad social y entorno organizacional
Alejandro González
LinkedIn
Enero 02, 2024

Responsabilidad social y entorno organizacional

El término “Responsabilidad Social” ha acaparado, en muchas ocasiones, la agenda a la hora de hacer negocios y hablar de organizaciones. AL menos en las últimas dos décadas. Es decir que las empresas mientras tengan un impacto en su entorno social inherentemente tendrán que poner sobre la mesa la forma en que gestionan dicho impacto es decir de su responsabilidad social.

Pero al mismo tiempo las empresas siguen siendo sistemas humanos en dónde el entorno organizacional las define en gran medida lo que significa que su impacto va a estar terminado también por personas.

Los motivos por los cuales una empresa puede adoptar programas de responsabilidad social pueden ser tanto instrumentales como éticos, claro, hablando de una intención voluntaria, porque también es cada vez más común ver legislaciones que obligan a las empresas a plantearse este asunto.

Por un lado, los motivos instrumentales tienen que ver más con garantizar la continuidad de la empresa o como producto de estrategias necesarias para lograr sus objetivos y, por otro lado, los motivos éticos tienen que ver más consciencia social que pueden tener los dueños, accionistas o directivos.

¿Cuál es mejor que la otra? La verdad no me gustaría moralizar que es lo que impulsa a las empresas a adoptar programas de responsabilidad social, prefiero celebrar que lo hagan y sobre todo que lo hagan bien.

Pero definamos que entendemos por Responsabilidad Social Corporativa (RSC). De acuerdo con la Comisión de la Unión Europea (2002) la Responsabilidad Social Corporativa es un concepto dónde las compañías integran asuntos sociales y medioambientales en sus operaciones de negocios y en sus interrelaciones con los stakeholders.

La definición anterior expande el interés de las empresas a la sociedad y el medioambiente, pero, sobre todo, reconoce a los stakeholders como agentes preponderantes para la responsabilidad social.

Para otros organismos como el Centro Mexicano para la Filantropía la Responsabilidad social es aquel compromiso congruente que tienen las empresas interna y externamente de cumplir con las expectativas “económicas, sociales y ambientales” contribuyendo al bien común (CEMEFI, 2018).

La definición del CEMEFI refiere a los valores morales y hace referencia a la congruencia que debe tener la empresa con lo que pretende hacer. Es decir que los elementos que componen a la empresa deben estar alineados al impacto que quiere lograr en lo social. De lo contrario la incongruencia puede suponer distintos conflictos de interés.

Para explicarlo mejor, va a ser difícil que una empresa pretenda disminuir sus contaminantes si en su cultura organizacional las personas no son conscientes de ello y al mismo tiempo cada uno no copera en lo individual para lograrlo.

Una empresa socialmente responsable se va a caracterizar, en primera instancia, por una cultura organizacional socialmente responsable, pues aun teniendo políticas escritas y contribuyendo económicamente con programas de responsabilidad social, si a nivel cultural la organización de la empresa no esté en sintonía, difícilmente la empresa puede considerarse socialmente responsable aun con los certificados que tengan.

Pero ¿que hace que un entorno organizacional sea socialmente responsable?

Finalmente recordemos que el hecho de procurar un entorno organizacional favorable como el que describe la NOM-035 desde que lo evaluamos y establecemos acciones para lograrlo ya es un acto de responsabilidad social.

Procurar el bienestar de nuestros colaboradores deberá siempre ser el primer paso antes de emprender afuera cualquier programa de responsabilidad social, al menos si queremos tener éxito. Habrá empresas que donen millones a la caridad o diversos programas de RSC y que tengan algún distintivo, pero más allá de las apariencias una empresa socialmente responsable empieza desde adentro.

Hoy en día es posible evaluar la cultura de responsabilidad social que impera en la empresa, saber sí existe o no y que nivel de asimilación hay. Sería muy sano que incluyamos estos módulos en nuestras encuestas de clima organizacional.

Suscríbete

Enviamos un correo cada 14 días.

Correo